Los juegos online tienen efectos positivos en nuestra salud

Una de las cosas fundamentales de los seres humanos es aprender a jugar cualquier juego, ya que jugar es importante para la salud, hoy en día en la web hay muchísimos sitios online y de diferentes tipos (puzles, de acción, multijugador, juegos de casino con bono unibet etc.).

Jugar siempre ha sido una de las cosas más importantes para la salud y el desarrollo de las habilidades y destrezas que a lo largo de la vida se van poniendo en práctica en diferentes aspectos, ellos hacen aumentar la perspectiva y a aprender a anticipar lo que puede suceder en diferentes espacios.

Jugar es importante para la salud de los niños y los adultos

El jugar es importante para la salud sin importar la edad y es una actividad fundamental para el desarrollo de todos los seres humanos empezando su vida, desde muy pequeños quizás es una de las primeras cosas que hacemos el aprender a jugar con diferentes objetos y juguetes y a medida que crecemos vamos cambiando de juegos

Cuando un niño juega descubre el mundo propio y cercano  en diferentes sentidos, cada niño juega de manera personal y única, pero es de suma importancia que se tenga cuidado cuando los niños entran al mundo del internet ya que se pueden conseguir juegos  muy agresivos o con contenidos muy fuertes.

Beneficios de los juegos para los niños

Con los juegos en línea saludables los niños exploran su universo, los une a algo y se expresa con más facilidad su creatividad, estimula su desarrollo físico, emocional y social, pero los adultos también logran algunos beneficios para la salud por medio de los juegos, los cuales pueden ser los siguientes:

  • Aprender a detectar los problemas: cuando se juega se plantean problemas impulsando la imaginación y así poder encontrar soluciones-
  • Lenguaje: aprenden el significado y el valor del lenguaje para comunicarse.
  • Aprendizaje: con los niños el aprendizaje se hace de forma continua, con su curiosidad innata consigue que aprendan de diferentes formas y de manera entretenida.
  • Crecimiento físico: jugar, saltar, divertirse y hacer actividades como correr, son beneficiosas para los pequeños.
  • Desarrollo social: es importante que no solo los niños jueguen con la computadora o videojuegos, interactuar con otros niños los ayuda mucho en su desarrollo social.
  • Avance emocional: los juegos crean vínculos afectivos, ya que mediante os juegos al aire libre u online se pueden hacer amigos fácilmente.
  • Niños creativos : un niño que se divierte y juega posee esta habilidad rápidamente que es la creatividad y les será muy útil a lo largo de su vida.

Conforme los pequeños crecen, se les debe ir cambiando el tipo de actividad y de juego, experimentando los siguientes cambios: los bebés van estimulando sus diferentes sentidos, explorar el alrededor de ellos y mientras aprenden a manejar su cuerpo.

Los niños en etapa de escolaridad poseen más aspiraciones, queriendo imitar lo que ven ya sea por la computadora o a los adultos que conviven en su día a día. Los adolescentes se les deben prestar más atención con los juegos online por que se pueden crear vicios cosa que no es para nada saludable.

Es por eso que es mejor que estén en actividades deportivas fortaleciendo el crecimiento de habilidades y de compañerismo. En los adultos es una etapa completamente diferente ya que las obligaciones son tantas que no se tiene tiempo para jugar juegos en línea.

Pero es bueno que lo hagan para distraerse de la rutina que lleva diariamente, para ellos los juegos online son los más fáciles que pueden conseguir para ello. Los juegos son muy saludables sin importar las etapas de la vida, solo se debe tener un criterio para que no sean dañinos en ningún sentido.

Jugar al póquer profesional conlleva riesgos para la salud que no habrás valorado

Jugar al póquer es algo que interesa a mucha gente: es divertido, activa el cerebro, podemos socializar con otras personas y la sensación de ganar es genial. Lo mismo ocurre con otros juegos de cartas, o incluso con las apuestas: la razón por la que a tanta gente le encanta LeoVegas bono es que simplemente disfruta haciendo apuestas y calculando probabilidades. Sin embargo, todo lo que hacemos, incluso los trabajos y pasatiempos ordinarios, tiene aspectos positivos y negativos. Todas las profesiones tienen en su haber un gran número de beneficios y de contras que enfrentamos constantemente.

El póquer profesional puede ser peligroso para la salud por un número de contras que supone la profesión en sí misma, desde el número de horas que podemos pasar sentados durante una partida hasta la práctica dónde nos encontraremos con actividades implícitas en el mismo, como los fumadores o el público que se encuentra en los casinos.

Problemas que puede atraer el póquer a la larga

El póquer se puede jugar de forma profesional en múltiples ambientes ahora mismo, desde la comodidad de nuestras casas hasta en locales de puestas especializados para el póquer.

Indiferentemente del ambiente donde nos encontremos, los riegos son más o menos los mismos, el mantenernos un gran número de horas sentados hasta el continuo rigor de nuestra postura pueden suponer un riesgo a la larga del que no tenemos una idea clara.

También podemos reconocer por varias estrellas del póquer que eventualmente los jugadores tienden a desgastarse dentro de la misma profesión, haciéndolo un trabajo estresante, agobiante y agotador que puede promover problemas cardiacos, diabetes, cáncer y problemas múltiples derivados de la tensión, el estrés y su efecto colateral en el cuerpo.

Debido a toda la unión de estos efectos sobre nuestros organismos, los riesgos de sufrir un infarto aumentan exponencialmente bajo este tipo de trabajos.

Los riesgos en la salud directos del póquer y que podemos observar a largo plazo tienden a tener una relación más directa con nuestra salud física, sobre todo en nuestra postura, nuestras muñecas y nuestra vista, siendo esta unión las partes del cuerpo que más sufren los efectos de estar sentados y de tener que vernos en la obligación de enfocar nuestra vista constantemente.

Es importante acotar que estos efectos van a producir molestias toda nuestra vida

Síntomas que podremos reconocer de jugar póquer

Los síntomas sobre nuestro cuerpo serán varios, el póquer profesional no será un deporte de riesgo pero igualmente genera problemas de salud, los dolores constantes en las muñecas y el riesgo de sufrir de enfermedades como el túnel carpiano es una realidad que viven los jugadores de póquer profesionales, todo esto debido al uso constante del teclado en el caso de los jugadores online y la postura constante al sostener las muñecas y las cartas durante tiempos prolongados en los torneos.

La postura y el constantemente estar horas prolongadas sentados a la larga generan dolores y problemas en nuestra espalda y en muchos casos el cuello. Los músculos que se encargan de manejar nuestra postura se van a ir viendo disminuidos y van a sufrir deterioro de forma constante mientras invirtamos más tiempo en posturas erróneas mientras jugamos una partida larga.

Muchos jugadores de póquer profesional eventualmente deben invertir en sillas especiales para cuidar de su postura y de su cuello. Entre los problemas más comunes a la larga que experimenta nuestra salud al jugar póquer de forma profesional es la pérdida de la vista.

Sedentarismo: una lacra para la salud de la sociedad moderna

Actualmente gran parte de nuestro tiempo es invertido en estar frente a un ordenador o en nuestros propios gadgets, sin embargo, existen muchos riesgos y daños a la salud por estar sentados y una vida sedentaria no es recomendada para nuestros cuerpos.

El sedentarismo es una tendencia más o menos nueva desde la existencia de la automatización de varios trabajos que pueden ser realizados por máquinas y un nuevo estilo de vida donde todo es más cómodo para la humanidad.

Cuáles son los riesgos de una vida sedentaria

Muchos estudios han sido realizados al respecto de los efectos de pasar mucho tiempo sentados y no invertirlo en nuestra propia salud. Es vital que al menos utilicemos una hora al día para mover nuestro cuerpo y cumplir con una serie de actividades que pueden ser beneficiosas para nuestro cuerpo a la larga.

El ejercicio es vital para que nuestro cuerpo empiece a funcionar correctamente y mientras más horas al día invirtamos sentados, mayores son los riesgos. El llevar una vida sedentaria procura el aumento de peso y promueve la obesidad y la diabetes.

Debido al mayor índice de tiempo que pasamos al día en estado de reposo en nuestro día a día, se ha confirmado que los riesgos de obesidad y diabetes se han triplicado en la historia, todo esto también se ve colaborado por el aumento del consumo en azúcares y diferentes comidas refinadas que nunca llegamos a quemar por completo.

El estar sentado mucho tiempo puede aumentar el riesgo de problemas cardiacos debido a un aumento en nuestros problemas de tensión que pueden ser provocados por la falta de ejercicio y el tipo de dieta que podríamos llevar al no cuidarnos lo suficiente.

El mantener un corazón sano también implica ejercitarnos cada cierto tiempo con el fin de mantenerlo bombeando en óptimas condiciones.

Cómo afecta el estar sentados mucho tiempo nuestros músculos

El pasar más de ocho horas diarias sentados también puede traernos a los largos problemas musculares y de postura que no podremos resolver fácilmente.

Es importante mantener ejercitados ciertos músculos del cuerpo que controlan nuestra eficiencia para estar de pie, para realizar ciertas cargas de peso o simplemente que cumplen la función de equilibrarnos.

Es importante al menos realizar ejercicios de movimiento, aeróbicos y cardiovasculares al menos tres veces por semana por espacio de más de dos horas para procurar evitar posibles riesgos musculares y problemas sobre los mismos que puedan generarnos a la larga, enfermedades o aumentan nuestro riesgo de lesiones.  O al menos, levantarse de la silla cada hora y caminar por alrededor durante unos minutos.

En el peor de los casos podemos enfrentarnos a problemas de circulación en el cuerpo.

Es importante mencionar además que la vida pasar sentados mucho tiempo puede provocar una pérdida acelerada de nuestra masa muscular, debilitando nuestras piernas y nuestra espalda, degenerando los músculos encargados de sostenernos y de colaborar con una mejor postura; con el tiempo, esta degeneración provoca problemas en nuestras columna y nuestra cervical, en nuestra región lumbar y pélvica, provocando dolores agudos con el tiempo.